hugo silva

un lugar para las butter cookies

Poca presentación necesita uno de los actores más conocidos de la pantalla. Su trabajo en Los hombres de Paco, que comienza en el 2005, le dan el espaldarazo definitivo y le abren el camino para su participación en diferentes producciones cinematográficas. Es un valor para el proyecto, en el que colabora por la frescura del mismo, la calidad del guión y. evidentemente, por su amistad con Xoel.

En Un lugar para las butter cookies, Hugo interpreta a P.J. Brücke, un científico que en los años 40’ tuvo que exiliarse a Ibiza, expulsado una Alemania donde los nazis no acababan de compartir la idea de que la aleatoria del póquer tuviera más interés que los experimentos con judíos. Ya en la isla, sus investigaciones le llevarán a descubrir un increíble secreto bajo la casa, en las entrañas de la montaña sobre la que esta se asienta.


Más en la red en www.hugosilvaweb.net